miércoles, julio 23, 2008

ACTITUD ANTE LA VIDA

Consejo 32
Agosto 2008
Autor: Juan Martínez Salinas (Zaragoza)
http://blogderrhh.blogspot.com/2008/01/actitud-ante-la-vida.html

En primer lugar voy a pasar a definir el termino ACTITUD; no hay una definición única, sin embargo, desde mi punto de vista, una que la define muy bien es la que la considera como "la predisposición de las personas a responder de una manera determinada frente a un estímulo, tras evaluarlo positiva o negativamente".
Nuestras actitudes funcionan como barreras; entonces la vida nunca nos llega como es en realidad, porque tiene que encajar en nuestra filosofía, religión, ideología, etc.; y en esa misma adaptación, algo de esa existencia se pierde.
Ahora os formulo una pregunta ¿Es importante tener algún tipo de actitud ante la vida?
Es mejor no ponerle etiquetas a la vida, es mejor no darle una estructura, es mejor dejarla abierta sin final, es mejor no clasificarla.
Voy a citar una frase de Bernabé Tierno que decía que "nuestra actitud ante la vida no debe depender necesariamente del exterior, sino sobre todo de nuestro interior. Los seres humanos encerramos en nuestro interior toda posibilidad de respuesta y la capacidad de obrar, transformar y crear. De nosotros depende permitir que los acontecimientos, o el estado de ánimo influyan en nuestra conducta. Las situaciones no son, por sí mismas, ni positivas ni negativas. Somos nosotros quienes decidimos".
Esto tiene mucho sentido ya que va a depender totalmente de nosotros el que nuestra conducta hacia las diferentes situaciones de la vida nos supere o no por los acontecimientos que nos pueden acontecer en el día a día.
Tenemos que saber encajar las situaciones que nos van a ocurrir a lo largo de nuestra vida que por si solas no son, ni mejor ni peor; todo depende de la actitud con la que las percibamos y asumamos.Las personas tenemos que ser capaces de adaptar y evolucionar nuestras actitudes ante la vida en la sociedad dinámica en la que llevamos viviendo desde los principios de la humanidad. Las actitudes se aprenden, es decir, no son innatas en nosotros, por lo tanto, pueden ser inducidas, manipuladas y modificadas.
Antes de nada, uno tiene que plantearse la siguiente pregunta ¿mi actitud ante esta situación es la correcta? Tenemos que tener espíritu crítico y analizar a qué se debe la misma. Si por un casual vemos que estamos equivocados en la forma de percibir esa situación, tendremos que saber rectificar la misma y no dejarnos llevar por el orgullo, que es la gran perdición de la raza humana.

¡Póngase el Séptimo Sombrero!

3 comentarios:

Lu dijo...

Creo que la actitud que tengamos ante la vida, o mejor, ante las situaciones de la vida, es determinante en nuestra felicidad. ¿Si es la correcta o no? supongo que eso nadie lo sabe, lo importante es que sea aquella que me va a permitir sentirme bien conmigo misma y con los demás, o al menos aquella que, en determinadas situaciones, me permita seguir adelante.

jimena dijo...

hola, este es uno de tus blogs preferidos por mi. ¿ Y cómo saber si la actitud es correcta ?. Saupongo que por cómo nos sintamos, por cómo nos levantemos cada mañana y veamos el día que nos espera...pero es verdad...Somo nosotros y nuestro interior quienes determinen nuestra actitud ante la vida...y cómo decidamos vivirla

Francesc Puertas dijo...

Yo tengo la teoría que la actitud es una decisión consciente. Ciertamente como dice Lu es aquella que permite contemplarte a ti mismo con satisfacción y entendiendo que es la apropiada para mirar las cosas con determinación.
Tal y como cuento en el seminario, cuando sales de casa y te das cuenta que no llevas puesta la buena actitud, regresa a casa, ponte el "séptimo sombrero" y vuelve a salir.
Salu2