lunes, septiembre 22, 2014

Caer y volverse a levantar, aprender qué no debemos hacer y empezar de nuevo.


Sombrero 106

Octubre 2014

Caer y volverse a levantar, aprender qué no debemos hacer y empezar de nuevo. 

En su día, ya publiqué un acertado post de Ricardo Nanjari sobre la resiliencia.

De todos modos permítanme insistir.

La resiliencia es la capacidad que posee un individuo frente a las adversidades, para mantenerse en pie de lucha, con dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones que permiten avanzar en contra de la corriente y superarse. (E. Chavez y E. Yturralde).

Pues en eso estamos. Mantenerse firme en las convicciones pero flexible y ágil en la autocrítica y la capacidad de análisis, es fundamental para seguir adelante con cualquier proyecto.

Lo que resulta perverso, es que un emprendedor con una gran idea, una vez la ha desarrollado y la quiere implementar, le toca realizar una licenciatura entera en gestión de empresa, un doctorado en gestión financiera y una preparación experta en comunicación.

Cuando ya ha aprendido todo esto, se da cuenta que han transcurrido meses y a su idea, la razón de ser de su emprendeduría, tan solo le dedica el 20% de su tiempo real.

Yo siempre aconsejo buscarse aliados, cómplices que le echen una mano. Después de un largo camino como emprendedor, hago buena la frase de que es mejor tener un pequeño porcentaje de algo que un 100% de nada.

Pero la resiliencia no es algo con lo que se nace. Es la suma de un conjunto de actitudes que permiten ser tenaz y aprender de todo. No darse por vencido aunque modificando aquello que no le ha permitido alcanzar el éxito.

Y el aprendizaje no tan solo se trata de cometer de nuevo un error, sino el encontrar nuevas formas de hacerlo.

Y sobre todo, se trata de no caer el la "teoría de la pistola", aquella que apuntas con un dedo a quien haces culpable de tus problemas, y no te das cuenta que hay tres dedos que te apuntan a tí.

jueves, agosto 28, 2014

Estar a punto para cualquier reto. Bienvenidos de nuevo al periodo laboral.

Sombrero 105
Septiembre 2014

No voy a hablar del sindrome posvacacional, ni de la pereza de la vuelta al trabajo, ni del relax de las vacaciones.

Creo que es el momento de alegrarse por volver al trabajo y que todavía esté ahí. La cosa no está para desperezarse ni para lamentarse de nada si el trabajo está esperándote.

También es evidente que nadie va a regalarte nada (ya lo sabes), y precisamente un periodo para relajar las neuronas y pasar mas horas con familia y amigos, ayuda a dejar de pensar en responsabilidades y en otras cosas de caracter laboral. Claro que hay quien le cuesta un esfuerzo dejar de pensar en ello, pero solo el intento y el logro aunque sea a ratos, ya vale la pena.

Yo soy de los que creo con firmeza que hay que ocuparse el dia
  • En vacaciones con aquello que te haga feliz. 
  • En periodo laboral con el trabajo.  Pero no nos equivoquemos, tanto en la vida personal como en la laboral, nuestra búsqueda de la felicidad es una de nuestras obligaciones prioritarias. 
Cubrir nuestras necesidades básicas (la estabilidad dineraria conduce a la mayoria de ellas) es primordial para avanzar en la búsqueda de lo que nos puede ayudar a mejorar nuestro rictus facial, aquel que denota que estamos bien.

Muchos entendidos en el tema, indican que actúes como si ya tuvieras lo que persigues, que es la garantía de que acabes consiguiéndolo. Yo lo matizaría diciendo que lleves puesta la actitud positiva, que es la mejor garantía de estás en el camino de conseguir lo que te propongas.

Si tienes trabajo, con la actitud de un privilegio, que aunque lo quieras mejorar, al menos lo tienes. 

Si no tienes trabajo, con la actitud de quien lo va encontrar. Y sal a buscarlo, es la única manera de tropezar con él.

Ánimos, volvemos a estar a punto para cualquier reto.

lunes, julio 28, 2014

Las vacaciones de un emprendedor en plena crisis. Recargar las pilas.

Sombrero 104
Agosto 2014

La definición de emprendedor, mas allà de persona que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo, es la del personaje inconformista que le cuesta evadirse y que no desfallece ante las dificultades hasta conseguir su objetivo

Lo malo es que la cabeza rara vez le descansa. Es de los que cuando se levanta por la mañana, a veces se levanta agotado y con soluciones a aquellos problemas con los que se acostó el día anterior.

Cualquier persona, incluso aquellos con responsabilidades, capacidad y empeño para ser un emprendedor, necesitan encontrar un punto de distracción. Necesita descubrir el momento en el que puede evadirse de sus obligaciones (las que se ha impuesto y las que le vienen dadas), y por tanto descansa sus neuronas y su cuerpo.

Y descansar en este caso, significa romper las rutinas: hacer deporte, leer un libro, hacer fotografías, descubrir nuevos paisajes...

Los expertos indican que el descanso y el sueño son esenciales para la salud y básicos para la calidad de vida. 

Sin sueño y descanso la capacidad de concentración, de enjuiciamiento y de participar enlas actividades cotidianas disminuye, al tiempo que aumenta la irritabilidad.

La vigilia prolongada va acompañada de trastorno progresivo de la mente, comportamiento anormal del sistema nervioso, lentitud de pensamientos, irritabilidad y psicosis. El sueño restaura tanto los niveles normales de actividad y el equilibrio natural entre los centros neuronales. 


Cada persona tiene su punto de equilibrio y es necesario encontrarlo. Va a depender de sus condiciones físicas y su capacidad de descubrir aquello que le ayuda a descansar, a dedicar unas horas al "dolce far niente". 

O si lo prefieres, conviértelo en una obligación mas. Sitúalo en la agenda y respétalo.

Hay quien se levanta una hora y media mas temprano de lo habitual, para ir al gimnasio, a la piscina o a correr. Una buena ducha y empezar el día.

Y en cualquier caso, tómate unos días de descanso, de evasión, de escaparte, de huir de las rutinas. Tómatelo como una terapia. Si tienes hijos: juega con ellos, ayúdales a descubrir y sorprenderlos, porque tu también lo harás. Si no tienes hijos y tienes pareja, escápate unos días. Si lo que necesitas es la soledad, escoge un libro y zambúllete en sus historias. Si lo que quieres es divertirte, acude a ver a los amigos de siempre y disfruta de una tarde de conversación...

Descubre lo que te ayuda a salir de tus rutas habituales, y descansa.

Que disfruteis de unas mas que merecidas vacaciones, aunque sean pocos días.

Nos vemos de nuevo el próximo mes.

lunes, julio 21, 2014

Aviso para navegantes: dejen de aconsejar, arremánguense y ayuden a los emprendedores.

¡Cuan facil es dar consejos!.

Ciertamente... es muy, pero que muy fácil aconsejar, dar palmaditas en la espalda, decir lo que se le ocurra al sentido común, especular y aventurar evoluciones, sacar conclusiones, preparar "excels" con ideas aspiracionales, presupuestar resultados, diseñar cronogramas con objetivos...

Lo que es realmente dificil es atreverse a implementar y creerse la idea. A defenderla intensamente y a insistir.

Lo que es complejo es afrontar los obstáculos y organizarte el tiempo para que los imponderables de las trabas burocráticas y bancarias (si, si, no he dicho financieras) no te impidan dedicar tu trabajo y tus horas a tu negocio.

Lo que es tremendo es descubrir que dedicas el 80% de tu tiempo a gestionar recursos, aprender (a base de trabas, obstaculos y desastres varios) como funciona la gestión de tu empresa y a llegar a la conclusión que a nadie le interesa un pito que el objeto de tu idea funcione.

Aqui entra en juego el nuevo paradigma de los emprendedores. O tienes dinero (tuyo), o estás perdido. No hay nada ni nadie que te vaya a echar una mano. 

Lo de hace 6/7 años, que necesitabas una pequeña Póliza para remontar el vuelo y la conseguías... ya no existe.  

Lo de poner recibos al cobro a tus clientes y que puedas disponer del dinero al vencimiento, ya no funciona. Ahora necesitas un SEPA.

Lo de las ayudas al emprendedor... falso.

Lo de las facilidades de la Administración... mentira.

Puede que haya quien crea que con paciencia se puede llegar a conseguir alguna cosa. Cierto. Puede ser. Pero un/a emprendedor/a que pone en marcha su negocio y que no está especialmente preparado/a para gestionar la empresa pero muy dotado/a para el negocio quiere (necesita) respuestas rápidas: al instante. Lo que no necesita son dilaciones, posibilidades o promesas. Necesita solucionar de forma instantánea cualquier obstáculo.

Donde están "escondidos" aquellos profesionales con la capacidad de generar respuestas y solucionar las dudas y los obstáculos?.

Que aparezcan. Que se anuncien. Que se hagan visibles.

Y sobre todo que no mientan, que ayuden y se pongan a trabajar codo con codo con estos aventureros locos que se van a convertir en autónomos, que van a usar la mayoría de sus recursos, capacidades y tiempo a una idea para convertirla en un negocio.

Ah! y un aviso: falsos coach, engañosos especuladores, profesionales teóricos, administradores de pacotilla, profesionales de la Administracion que "ayudan al emprendedor", gestores de recursos públicos destinados a nuevos negocios, bancarios sin capacidad de decisión personal y demás filibusteros, abstenerse. 

Los que sean de verdad que salgan de la fila y echen una mano: Necesitamos a los emprendedores y no se les puede hacer perder el tiempo. Su talento es demasiado valioso y no hay nada mas fácil que quemarlos por el camino.

miércoles, julio 02, 2014

Las 5C del liderazgo experto.



Sombrero 103
Julio de 2014

Que las personas vivimos colectivamente, es un hecho. Esto nos ha convertido en individuos que trabajamos con las normas escritas y no escrtitas de la convivencia y el civismo. 

Pero al tiempo nos ha hecho tomar conciencia de que vivir colectivamente no es sinónimo de que las cosas estén resueltas, sino que se evidencían las individualidades y los conflictos entre el "yo" y los demás.

Nuestra tendencia a las actividades en grupo, nos hace descubrir intereses colectivos, aficiones, trabajo... y por tanto nos permite asociarnos, compartir aficiones o trabajar con mas personas.

Aunque no es lo mismo trabajar con otras personas, que trabajar sumando las habilidades individuales para crear sinergias enfocadas a un fin.

El trabajo en equipo es un grupo de personas trabajando de forma coordinada en un proyecto.

Es imprescindible alentar a diario, el trabajo de conjunto.

En necesario que quien ejerce el liderazgo, sea aceptado y tomado como referente.

El valor de un equipo se construye con la habilidad con la que se gestionen las discrepancias y la capacidad de adaptarlas a la consecución de objetivos.

El crecimiento personal, es la consecuencia directa de un equipo bien gestionado.

Expertos en liderazgo, identifican las 5C del liderazgo experto.

Complementariedad: cada miembro domina una parcela determinada del proyecto. Todos estos conocimientos son necesarios para sacar el trabajo adelante.

Coordinación: el grupo de profesionales, con un líder a la cabeza, debe actuar de forma organizada con vista a sacar el proyecto adelante.

Comunicación: el trabajo en equipo exige una comunicación abierta entre todos sus miembros, esencial para poder coordinar las distintas actuaciones individuales.

Confianza: cada persona confía en el buen hacer del resto de sus compañeros. Esta confianza le lleva a aceptar anteponer el éxito del equipo al propio lucimiento personal.

Compromiso: cada miembro se compromete a aportar lo mejor de si mismo, a poner todo su empeño en sacar el trabajo adelante.

lunes, junio 02, 2014

Alimenta los hábitos saludables para la autoestima.

Sombrero 102
Junio 2014

De nuevo voy a aconsejar 7 instrucciones para tener alta la autoestima y echarle valor a cada jornada.

Pon en positivo tus fracasos.
Analiza por qué no ha salido bien. Descubre qué debes cambiar volviendo sobre tus pasos y analiza lo que has hecho, para que otra vez salga bien.

No generalices.
La tendencia a justificar tiende muchas veces a la generalización. Se valiente. Plántale cara al obstáculo.

Analiza lo positivo.
Seguro que lo que has hecho se puede analizar desde un punto de vista positivo. Analízalo. Sácale conclusiones. Insiste.

Descubre tus logros.
Eres una persona con capacidades. Tienes éxitos en tu camino. Ponlos al descubierto. Descúbrete a ti mismo en tus propios logros.

No te compares.
Cada persona es distinta. Todas nacemos igual, pero nuestro desarrollo vital, es la suma de todas las experiencias de la vida. Nadie reacciona exáctamente igual ante cada cosa que ocurre. Entiéndete con la capacidad de actuar bien, sin buscar la comparación. 

Confía en ti mismo.
Si tienes preparadas tus actitudes y descubiertas tus habilidades, analiza cada caso y actúa sin miedo. Eso no quiere decir que seas incauto. Si tienes la certeza de que va a ir bien, confía en ti y toma decisiones.

Aceptate y mejora cada día.
Cada día es un reto. En cada paso que des, descubrirás nuevas experiencias y nuevas maneras de ver las cosas. No te enroques en tus convicciones. Aprende de todos y de todo.