lunes, octubre 31, 2016

Las crisis: los cuatro peldaños para reenfocar tus ideas.

Sombrero 131
Noviembre de 2016

Nunca es fácil levantar un proyecto.

Quien crea que todo va a ser un camino de rosas y que las dificultades son limitadas, va muy equivocado. 

Mas allá de la idea, mucho mas allá de la visión: está la realidad. Esa realidad que conjuga muchos elementos y que está compuesto de imprevistos, financiación, tiempo, incumplimiento de calendarios, compromiso, fidelidades, desinformación, responsabilidad, riesgo... incluso me atrevo a decir fe. 

No confundamos el análisis de lo que ocurre, con el cinismo del opinionista. (Opinionista: aquel que crea una opinión sobre la marcha y saca conclusiones sin reflexionar)

Para lidiar con todo ello, es necesario tener paciencia y saber encontrar caminos que lidien con los tropiezos.

Nada ni nadie debe parar un proyecto de éxito. Nada ni nadie debería creerse imprescindible.

Se ha de practicar el arte que permite esquivar estos tropiezos con soluciones inteligentes, aprendiendo y reenfocando. Con el claro deseo de continuar y no dejar afectados en el camino, sino posponiendo acuerdos beneficiosos para ambos, para mas adelante. 

Nadie tiene nunca toda la verdad. Deberíamos aplicarnos la "teoría de la pistola acusadora", aquella que la simulas con la mano: un dedo apunta hacia el otro, uno hacia el cielo; pero tres te apuntan a ti.

Los cuatro peldaños para reemprender y no pararte son,

La autocrítica 
La capacidad de ser objetivo con tus ideas, o saber contrastarlas con los demás.
La reflexión 
La capacidad de "darle vueltas" a aquello que crees.
El análisis objetivo
La capacidad de llegar a reconocer qué pasa y dónde está el problema.
La toma de decisiones
La capacidad de no amilanarse y tomar la mejor decisión.

Con todo ello y con la insistencia que te permite llegar a tu objetivo, llegarás al éxito.