jueves, marzo 20, 2014

Las siete reglas del liderazgo efectivo.

No nos equivoquemos. Al final todo son buenos consejos, orientaciones certeras e instrucciones contrastadas.

Al final, todo se trata de crear tu propio universo como lider, trabajar tus actitudes y conseguir la implicación de cada miembro de tu equipo para que se sienta parte de él y que sepa que todos son necesarios.

Lo que en cuelquier caso, no deja de ser un buen consejo, es que no nos olvidemos de lo esencial, cuando manejemos un equipo de personas que deciden creer en tus capacidades y defender tus objetivos.

Para hacerlo, 7 sencillas reglas de liderazgo emprendedor,
 
Interesate por cada uno de los miembros de tu equipo
Preocupate por cada uno de ellos. Interesate por sus ambiciones, sus intereses, sus capacidades, sus necesidades, su empatía, su capacidad de trabajar en equipo, sus ganas de aprender, sus límites y sus limitaciones...

Alienta la iniciativa
Motivalos para que tomen iniciativas. Recuérdales que un intento fallido es una manera mas de no hacerlo de ese modo. Que se aprende de todo, lo acertado y lo desacertado. Que no hay otra manera de hacerlo bien que no sea haberlo intentado tantas veces como sea necesario hasta encontrar la manera mejor de hacerlo.
 
Rodeate de un equipo duradero
Alimenta la capacidad de diálogo. Reúnete con ellos. Que colaboren entre ellos. Que sumen esfuerzos. Recuérdales que no hay personas estrella, que cada uno tyiene su cometido en el equipo. Gestiona las amenazas de toxicidad.
 
Dale importancia a la comunicación
Hablar y hablar. Trabajar cada tema con la intensidad que aporte cada miembro del equipo. No olvidarse de ninguna sugerencia. Un tema que para ti puede que sea intrascendente, para quien lo propone puede que sea de vital importancia. No dejes nada por resolver. No pospongas.
 
"Dar la cara"
Ponte delante de las situaciones. No te escudes en los demás. Afronta los problemas. No te fies del "laisser faire, laisser passer". 
 
Ayuda a generar la autocrítica en tu equipo
No hay posibilidad de avanzar sin la capacidad de autocrítica. Deconstruir lo andado y volver a construirlo es parte de todos los procesos. No confundamos esto con la rectificación constante. Las decisiones han de ser alcanzables, medibles, lógicas y realistas. Pero si modificar la estrategia pùede ayudar a mejorar el resultado, analizarlo y realizarlo sin dudar.
 
Alimenta el sentimiento de pertenencia
El "engagement", el compromiso con el equipo, hacerse suyos los objetivos, el sentido de pertenencia, se han de fomentar desde un inicio. Creer en la marca, los objetivos, y el por qué realizamos nuestro trabajo, es primordial para tener un equipo motivado y bien engrasado.
 
Trabajar nuestras capacidades y nutrirlas de nuevos conceptos y fórmulas que nos permitan mejorarlas, es algo que debemos tener en cuenta a diario. Cada uno de nuestros instantes, cada momento de nuestras agendas, cada una de las cosas que ocurren a diario, cada mejora en nuestros resultados, cada actitud en positivo que realizamos, nos conduce a alcanzar la excelencia en nuestra capacidad de liderazgo.
 

2 comentarios:

Luis Lodos dijo...

Fantástico artículo. Muchas gracias.

Francesc Puertas dijo...

Gracias Luis.